Máculas de la democracia

A más de 30 años de finalizado el período más oscuro del país, siguieron sucediendo sin embargo hechos propios de aquella época, huérfana de institucionalidad y derechos. El caso de Raúl Tellechea en San Juan se inscribe en esos episodios que ensucian y mancillan el actual sistema de gobierno.

Por Fabián Rojas

Más de tres decenios ininterrumpidos en Argentina del sistema de gobierno menos injusto para la ciudadanía, han comportado sin embargo manchas que se leen como verdaderas antítesis lesivas de ese sistema. En 31 años de democracia hay ya una larga lista en el país de víctimas de desaparición forzada, muertes dudosas y amenazas violentas, en varios casos bajo serias sospechas y certezas de manos negras del poder involucradas en ellas. Son hechos que aparecen hoy como demonios inmunes de un pasado reciente, al que las instituciones democráticas no pudieron hacer cejar su tétrico accionar. Entre los casos más mediatizados: la desaparición de Marita Verón, relacionado con la trata de personas y la prostitución forzada. Walter Bulacio, asesinado por la policía luego de una razzia realizada en un recital de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota. Julio López, desaparecido, testigo clave en el juicio contra el represor Miguel Etchecolatz. El estudiante de Periodismo, Miguel Bru, asesinado por la policía en 1993. Iván Torres, de 24 años, quien salió de su casa en Comodoro Rivadavia y no regresó más; se sospecha de la policía. La lista, en el contexto del país, es, por supuesto, mucho más extensa.

En San Juan aún persiste en la memoria colectiva el episodio de Rosa Balmaceda, en el que si bien la Justicia logró identificar los restos de su cuerpo, nunca descubrió a los culpables de su muerte. Luego, mucho más acá en el tiempo, hace días, las graves amenazas sufridas por Alberto Rivas en su vivienda mediante la descarga de una balacera. Rivas había testificado en los juicios por delitos de lesa humanidad contra los ex militares Gustavo de De Marchi y Jorge Olivera, quienes luego de la sentencia se fugaron. Y uno de los hitos en las páginas negras de la democracia en San Juan, sin dudas, es la causa de Raúl Tellechea. El ingeniero, que en 2004 trabajaba en la Mutual de la Universidad Nacional de San Juan, desapareció en la madrugada del 28 de septiembre de aquel año. Ha pasado ya una década sin una sola pista de su paradero, mientras que la causa ha sido manoseada en distintos juzgados sin arrojar certezas sobre su suerte.

La última noche

Corría la tarde del lunes 27 de septiembre de 2004 cuando Raúl Tellechea recibió una llamada en su celular mientras estaba en su departamento con su pareja, Natalia Hobeika. Era Miguel Alejandro Del Castillo, quien lo citaba a una reunión para esa misma noche en la sede de la Mutual de la UNSJ. Raúl confirmó que asistiría luego de cumplir con un compromiso previo en la Federación Ciclista de San Juan. A la noche cenó en la casa de Hobeika y se despidió alrededor de la una de la madrugada para dirigirse en bicicleta hacia su departamento. Esa fue la última vez que Raúl Félix Tellechea fue visto en su entorno íntimo.
Durante la mañana del martes 28 de septiembre no se comunicó con ninguna persona ni asistió a sus lugares de trabajo. En su departamento se encontraban todos sus efectos personales: su bicicleta, documentación, medicación de consumo diario indispensable (insulina), su billetera, anteojos de lectura, el teléfono celular y su ropa. La vivienda estaba en general en el mismo estado del día anterior. No había elementos que indicaran que hubiera almorzado ni cenado allí durante ese día. El lugar no presentaba ningún signo de violencia y la puerta se encontraba cerrada con llave.

Todos x Raúl

El lema Todos x Raúl fue sugerido a Mariana Tellechea (hija de Raúl) por un amigo, para identificar al movimiento que se originó a raíz de aquella desaparición, con el fin de buscarlo. Todos x Raúl fue desde el principio un grupo reducido de personas, familiares, amigos y compañeros de trabajo de Tellechea, que operaron en todo momento como la conciencia social de la comunidad, para despertarla de su letargo, preservar la memoria colectiva y promover su participación; fue al mismo tiempo el motor que impulsó las acciones de la búsqueda de la verdad y del reclamo de la justicia. Por momentos, bastantes ciudadanos acompañaron a Todos x Raúl, alentándolos en la misión asumida, y fueron considerados como su ampliación de reserva; pero, en definitiva, el grupo se acostumbró poco a poco a la pequeñez de su masa crítica, como ocurre en la levadura o el fermento, e interpretó con ilusión su lema característico como Todos somos Raúl, o Todos podemos ser Raúl, para incorporar a la población entera a su causa, en referencia a lo que puede ocurrir con cualquier ciudadano, dentro de un clima de impunidad e inseguridad.

Una causa federal

En 2011 la Cámara de Diputados de la Nación convirtió en ley el proyecto que incorpora al Código Penal el delito de desaparición forzada de personas, al crear como tipo penal la privación de libertad de una persona cometida por un funcionario público o alguien que actúe con autorización o apoyo del Estado. Ya en abril de 2008, en San Juan, el juez Zavalla Pringles había modificado el título de la causa sobre la desaparición de Tellechea, caratulándola como de “Desaparición Forzada”. Por eso, en setiembre de 2011, ya con la incorporación de esa figura al Código, la familia Tellechea presentó su caso en la Justicia Federal de San Juan como “contra autores desconocidos por la desaparición forzada del ingeniero Tellechea”.
El ingeniero Raúl Tellechea se esfumó, fue tragado por la tierra, no está más. Lo trágico del caso es que sus hijos llevan arrastrando los despojos del desaparecido o los cargan sobre las espaldas, sin poder hacer el duelo. Porque una cosa es cierta, en medio del drama: ellos no quieren matar a su padre.
El lunes 29 de septiembre próximo habrá una marcha en la Plaza 25 de Mayo, para continuar –y valga por siempre la obstinación- reclamando justicia y esclarecimiento por lo sucedido con el ingeniero Raúl Félix Tellechea. La Universidad Nacional de San Juan hoy vuelve a renovar su compromiso con la causa, en la que desde la Justicia Federal se investiga a ex directivos de la Mutual.

Fuente: Texto elaborado por el grupo Todos x Raúl