¿Ullum y Zonda estuvieron bajo el agua?

El interrogante surge de investigaciones que revelan datos geológicos claves que refuerzan esta hipótesis. Según estas evidencias, un antiguo lago habría ocupado todo el valle, desde el norte de Ullum hasta el sur de Zonda.

Por Julieta Galleguillo

La Geomorfología es una rama de la Geología que estudia las formas del relieve y el paisaje y su relación con los procesos geológicos y climáticos que afectan y transforman la superficie terrestre. En estos conceptos se apoya el trabajo de investigación de Pablo Blanc, quien refuerza la hipótesis de que Ullum y Zonda estuvieron antiguamente bajo el agua.
Hace varios miles de años, hacia fines de la época Pleistocena, el Río San Juan circulaba por la Quebrada de Zonda y por lo que hoy en día son las ciudades de Rivadavia y San Juan. En algún momento, cambió su curso y comenzó a desaguar por la actual Quebrada de Ullúm. Según la investigación de Blanc, en un tiempo cercano a los 24 mil años antes del presente, se habría formado un lago que cubrió todo lo que actualmente es este valle, desde el norte de Ullum hasta el sur de Zonda. Esta hipótesis surge a partir de dataciones radiocarbónicas de materia orgánica contenida en los sedimentos lacustres que asoman en todo lo largo y ancho del valle y que sirvieron para delimitar qué zonas habrían estado bajo el agua. Según el autor, este lago habría existido hasta hace unos 6500 años atrás y se habría desbordado por donde ahora se sitúa la Quebrada de Ullum, quedando ésta como cauce definitivo del río tras la desaparición del lago. San Juan es una provincia con abundante actividad tectónica. Con los sismos no sólo se mueve el suelo, sino que la corteza terrestre se deforma, las montañas se siguen levantando y esa modificación del relieve interactúa generalmente con los ríos que bajan de la cordillera. “A lo largo de su historia el Río San Juan se encontró, en numerosas ocasiones, con que se estaban levantando montañas nuevas en la precordillera, interponiéndose en su curso, y fue desviando su cauce hasta el que conocemos hoy. Si las montañas tienen un pulso de levantamiento más rápido de lo que el río la puede erosionar, este río puede ver dificultado su avance y se pueden formar cuerpos lacustres (lagos)”, explica Pablo Blanc.
Pablo Blanc, geólogoYa sea porque una montaña se levante, porque un derrumbe provoque un dique natural o porque un valle se hunda más rápido de lo que se puede llenar de sedimentos, en cualquiera de los casos se pueden producir acumulaciones de agua que inundan los valles montañosos, con agua proveniente de los ríos y/o las precipitaciones. Alguna de estas fue la causa que dio lugar al antiguo lago que dejó como huella la Formación Valentín, nombre que reciben los sedimentos lacustres en el fondo del Valle de Ullum-Zonda. Ya otros equipos de investigación habían estudiado la posible existencia de un antiguo lago en Ullum y Zonda. Los primeros estudios datan de 1975 y fueron los que le dieron el nombre de Formación Valentín a los sedimentos lacustres que se encuentran en la zona. “Lo que buscamos con esta investigación es descubrir los factores que provocaron la formación de este lago que aparentemente cubrió todo el valle. La geología es una ciencia natural, no es una ciencia exacta, lo que hacemos son las mejores estimaciones en base a los datos que tenemos. Este trabajo es una primera aproximación, la idea es seguir investigando y recabando datos para tener mayores certezas”, agrega Blanc.
El descubrimiento más relevante de esta investigación es el hecho de que el relieve de este valle ha cambiado desde que desapareciera el lago, modificado por la constante actividad tectónica que afecta a la región. El sector oriental se hunde mientras que el borde oeste del valle se eleva y a un ritmo tal que hoy en día no sería posible volver a formar un lago de esa magnitud.
Por otro lado, la investigación revela que en el sector oriental del valle los depósitos de la Formación Valentín se encuentran parcialmente sepultados por sedimentos finos más modernos depositados por el Río San Juan y el Río de la Ciénaga. A la fecha, no se conocen estudios sedimentológicos y/o estratigráficos que permitan diferenciar entre la Formación Valentín y estos otros sedimentos, por lo que existe una similitud entre ambos depósitos que puede ocasionar confusiones en su reconocimiento. Este es uno de los tantos fundamentos para una nueva investigación, en esta oportunidad de doctorado y como becario del CONICET, que inició Pablo Blanc junto a Patricia Perucca, integrantes del Gabinete de Neotectónica y Geomorfología del Instituto de Geología de la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de la UNSJ.

 

Ficha técnica:

Lic. Pablo Blanc
Egresado de la Licenciatura en Ciencias Geológicas de la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de la UNSJ. Becario del CONICET.
Trabajo final de licenciatura: “Análisis Geomorfológico de la Depresión Tectónica de Ullum – Zonda, Provincia de San Juan”.
Directora del trabajo y colaboradora: Dra. Patricia Peruca.
Pablo Blanc ya está trabajando en su investigación de tesis doctoral que consiste en una caracterización palioambiental para saber cuál fue la historia evolutiva de este valle durante el periodo Cuaternario, con el objetivo de averiguar cuándo surgió el lago, cuánto duró, por qué se formó, por qué desapareció, etc.

Paleolago de Ullúm (cota 820)
Reconstrucción paleogeográfica del lago. Esta imagen es una aproximación a la forma y tamaño que se supone que tuvo el lago, según los sedimentos encontrados.