“Las asignaturas enseñan a trabajar por la salud antes que por la enfermedad”

Ya en marcha la carrera Licenciatura en Enfermería, su coordinadora, Margarita Maldonado, habla aquí sobre algunas aristas de esta flamante propuesta académica de la Universidad Nacional de San Juan.

Un centenar de jóvenes comenzó hace días el cursado de la nueva carrera Licenciatura en Enfermería, en el seno de la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales. Aunque, en rigor, la carrera había sido creada por la UNSJ en 2010, junto con la Tecnicatura en Enfermería, la cual fue muy demandada desde su puesta en funcionamiento. El requerimiento de inscripción también fue importante para esta nueva carrera de grado de esta Universidad: “Debimos poner un cupo de 100 inscriptos”, dice la Lic. Margarita Maldonado, coordinadora de esta carrera inserta en un camino de desafíos, por lo que implica la preparación de recursos humanos aptos para desempeñarse en un escenario complejo como es la salud en los tiempos que corren.

Lic. Margarita Maldonado

Lic. Margarita Maldonado, coordinadora de la carrera de Enfermería de la FCEFN

En diálogo con Revista La Universidad, Maldonado explica que la razón del cupo en realidad se relaciona con las competencias a alcanzarse por parte de los graduados. “Las competencias que tiene la licenciatura radican en el cuidado crítico, en la investigación y en la administración. En el cuidado crítico vamos a estar en espacios muy cerrados y de pocas unidades, como son por ejemplo las unidades de terapia intensiva. No sólo debimos poner cupo sino desdoblar el primer año para poder tener un campo de práctica. Si en enfermería no se ofrece un campo de práctica conveniente para que el alumno pueda adquirir saberes y destrezas, no se está apuntando a la formación verdadera. Creo que así esto va a salir bien”, afirma.

Competencias

El perfil del Licenciado en Enfermería, según Margarita Maldonado, será el de un profesional que puede ejercer en cualquier campo de la enfermería e incursionar en prácticas para prolongar y salvar vidas que requieren del manejo de altas tecnologías y de medicaciones diferentes. “Los medicamentos que hoy se prescriben son de gran efectividad pero también de riesgos, entonces un enfermero o enfermera que va a realizar una aplicación para el cáncer debe tener conocimientos y cuidados mayores que los requeridos para otros medicamentos más simples”, señala la coordinadora. “En la medida en que avanza la medicina y la tecnología, tenemos que estar mejor preparados. Además, estos profesionales tendrán competencias para investigar, por lo tanto, la disciplina se va a ir recreando. Será un profesional que podrá profundizar conocimientos y realizarse interrogantes desde la propia disciplina hasta perfeccionarse en el tratamiento de pacientes con cuadros complicados, apunta.

Promocionar salud

De acuerdo a la profesional, desde principio a fin la carrera está atravesada por ejes de promoción de la salud y prevención. “Las asignaturas les enseñarán a trabajar por la salud de la población y no por la enfermedad. Además, en Quinto año, los estudiantes tienen una materia que se denomina Salud Colectiva, la cual busca que el profesional tenga una mirada mucho más amplia, porque cuando se trabaja en nosocomios solamente, en salas, el enfermero se concentra sólo en casos individuales. Pero la verdad es que la salud es un problema colectivo. Por otro lado, la carrera también tiene un eje humanístico, con intervención de la antropología y el respeto a la cultura de cada quien en la población”, subraya Margarita Maldonado.