Sombra terrible de Varela

“El General Felipe Varela y las ocupaciones de Jáchal – 1867-1868”, publicación de José Casas que recupera acontecimientos, poesías, tradiciones; la memoria que quedó del paso del general Varela por la zona.

Publicado en abril de 2013, este libro trata sobre el general Felipe Varela y la ocupación de Jáchal entre enero y mayo de 1867. Varela llegó desde su exilio de Chile con pocos hombres y formó un ejército de 4.000 hombres en la lucha que fue la última gran montonera. En esa época Jáchal era un importante lugar del interior del país por su economía de tráfico de ganado en pie hacia Chile. La revolución de los Colorados y la lucha de Felipe Varela fueron la última rebelión montonera en la región andina y su causa fundamental fue contra la guerra del Paraguay y el centralismo porteño. La Villa de Jáchal, donde organizó su primer ejército y donde luego reorganizó sus fuerzas tras la derrota de Pozos de Vargas, se convirtió en un centro militar y político.
Felipe Varela está inscripto en la historia, pero también en el folklore y en la leyenda. La imagen que de todas maneras ha quedado es nefasta: parece ser un representante de la barbarie, un montonero depredador y cruel que no tenía objetivos políticos ni ideales. Esto no es así, no fue ni un bandolero, ni un vándalo y, aunque tampoco un ángel, sí fue un hombre que tenía objetivos políticos claros. El contenido latinoamericanista de la lucha de Felipe Varela tuvo un carácter muy particular. Mucho se ha escrito denigrando a Varela, pero en 1967, centenario de la batalla de Pozo de Vargas, fue cuando se lo comenzó a comprender en su verdadera dimensión.
Las ocupaciones realizadas por Varela constituyeron los hechos más violentos que tuvo Jáchal en su historia en el siglo diecinueve. La guerra se instaló en el departamento, en el valle y en la villa de San José de Jáchal. Los jachalleros de aquel entonces, cinco generaciones atrás, se dividieron entre quienes apoyaron al caudillo y quienes se opusieron. Hubo partidarios de uno y otro bando, jachalleros enfrentados que murieron en combate.
El libro se basa en la documentación de archivo histórico, además de la bibliografía sobre Varela. También ha utilizado la memoria guardada en la quinta generación después de los acontecimientos de 1867, en los descendientes de algunas de las personas que tuvieron actuación en aquel entonces. El texto recupera acontecimientos, poesías, tradiciones; la memoria que quedó en el pueblo jachallero de aquellos acontecimientos históricos.