Entrenarse para la Justicia

Está abierta una nueva convocatoria para el Certamen Internacional de Derechos Humanos “Cuyum”, destinado a estudiantes de Abogacía. Es un espacio de estudio y aprendizaje en Derecho Internacional Público.

 

Alumnas y docentes de la UNSJ podrán volver a participar de la edición 2017 del Certamen Internacional de Derechos Humanos “Cuyum”, que este año llevará la temática de los migrantes como generadora de como hipotéticos casos a resolver. La Competencia Internacional es organizada para entrenar a estudiantes de Derecho en el uso del sistema internacional de litigio ante el Sistema Interamericano de Protección de los Derechos Humanos. Se realiza anualmente en varios países de Latinoamérica y consiste en la simulación de un juicio sobre diferentes casos ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Está destinada a estudiantes de abogacía de Argentina y otros países. La Universidad Nacional de Cuyo (Mendoza) fue sede de la primera edición, a fines del año pasado, y fue organizada por la Facultad de Derecho, la Secretaría de Relaciones Internacionales y la Secretaria de Extensión Universitaria de esa casa de altos estudios.

En 2016 participaron dos equipos de Ciencias Jurídicas de la Facultad de Ciencias Sociales de la UNSJ. Los equipos estuvieron integrados por Daniela Calmels y Agostina Giménez, con el “entrenador” (un abogado docente de la facultad que guía en el proceso) Marcos Conca;  y Cecilia Arancibia y Noelia Ruíz, con el “entrenador” Gerardo Tripolone.

Ruiz, Arancibia, Calmels y Giménez

Caso hipotético

El Concurso está organizado alrededor de un caso hipotético en el que una “víctima” ha sido vulnerada en algún derecho, a determinar por los organizadores, y sobre el que los equipos que se presentan deben defender una postura. Estos grupos redactan un memorial y presentan su argumentación frente a los jueces, basándose en las normas de Derecho Internacional Público, el Sistema Interamericano

Cecilia Arancibia y Noelia Ruiz

Cecilia Arancibia y Noelia Ruiz

de Derechos Humanos y siguiendo el procedimiento de litigio ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Noelia Ruiz cuenta sobre la competencia: “En la primera etapa los ‘Equipos’ presentan los alegatos escritos, de acuerdo al rol que previamente se le asignó, es decir, como representante del Estado o de la Víctima. La segunda etapa es la parte oral donde los ‘Abogados’ exponen su alegato; luego se hacen réplicas y dúplicas a lo que cada uno expuso”. Cecilia Arancibia agrega: “Los equipos son los abogados que, como si fuera el momento de un juicio, deben describir el caso y cuáles son los derechos que se han violado y mencionar la jurisprudencia de la Corte Interamericana relacionada con el caso. Además los ‘Jueces’ hacen preguntas sobre otra jurisprudencia relacionada, qué derecho se aplicó, etcétera”.

El papel de los jueces lo realizan abogados y jueces de otros países y de provincias argentinas y especialistas de todo el mundo en diversas ramas del derecho y ex participantes de ediciones anteriores. En la ronda final está presente un magistrado de la Corte Interamericana. En esta edición también “invitaron a profesores y abogados sanjuaninos de renombre para hacer el papel de Jueces”, cuentan.

Aunque las participantes sanjuaninas no pasaron a la ronda final (el Cuyum 2016 lo ganó un equipo de Perú), van a participar en la edición 2017, cuyo caso a tratar se relacionará con la problemática de la migración.

 

Experiencia

Daniela Calmels y Agostina Arancibia en Cuyum 2016

Daniela Calmels y Agostina Giménez en Cuyum 2016

Noelia y Cecilia participaron en el mismo equipo en el rol de abogadas representantes de la víctima. En tanto, Daniela Calmels y Agostina Giménez cumplieron el rol de representantes del Estado. Personificar ese rol fue una experiencia interesante porque les exigió una “conducta más fría” para armar su estrategia.

Aseguran que la experiencia fue enriquecedora porque superaron la esfera de los contenidos hasta ahora vistos en la facultad, al estudiar y poner en práctica el protocolo especial de un juicio que se realiza a nivel internacional, frente a una supuesta Corte Interamericana. “Desde el primer día nos pusimos a estudiar tanto jurisprudencia como teoría, y en las rondas orales pudimos defendernos bastante bien”, cuenta Daniela.

Al llegar a Mendoza se dieron cuenta de que no habían dimensionado la magnitud del concurso al encontrarse con estudiantes de otras partes del mundo y que ya habían participado en otras ediciones del concurso. La Universidad Nacional de San Juan participó junto a delegaciones de Perú, Brasil, Bahía Blanca, Mendoza, Córdoba, Catamarca, Buenos Aires y de la Universidad Católica de Cuyo. Fue el primer año que la UNSJ participaba de este Certamen Internacional. “Queremos alentar a los estudiantes de nuestra carrera para que sumen. Es una experiencia importante y que da mucha satisfacción”, concluyen las futuras abogadas.

 


Los migrantes, el caso para 2017

En este momento la competencia cursa la primera fase. Los interesados en participar tienen plazo para inscribirse hasta el 2 de junio; el caso hipotético que será objeto de la competencia este año ya está publicado en la web del sitio de Cuyum de la UNCuyo; para esta edición trata sobre el derecho de los migrantes. Los participantes tienen tiempo hasta el 10 de mayo para realizar consultas sobre los hechos del caso. La segunda fase, que consiste en la entrega de los memoriales, es hasta el 1 de octubre. La tercera fase que es la simulación, consiste en la presentación oral del caso y su defensa, en audiencias preliminares que se llevará a cabo del 6 al 8 de noviembre, y la semifinal y final, el 9 y 10 de noviembre. Esta fase se realiza en las instalaciones de la Universidad mendocina.

Más información sobre bases e inscripción en: http://derecho.uncuyo.edu.ar/cuyum/cuyum


 

La Corte: La Corte Interamericana de Derechos Humanos es una institución judicial autónoma cuyo fin es la aplicación e interpretación de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. Ejerce una función jurisdiccional, sólo los Estados miembros y la Comisión pueden someter un caso a la decisión de la Corte. Y tiene una función consultiva en cuanto a que los Estados pueden consultarle sobre interpretaciones de la CIDH o de otros tratados relacionados con los derechos humanos; asimismo, puede dar opiniones sobre compatibilidades entre las leyes internas de los países y los tratados internacionales.