Dos mujeres contra un mito

La jefa y subjefa del Departamento de Minas de la Facultad de Ingeniería rompieron con la idea de que a las Minas las mujeres no pueden ingresar. El año pasado asumieron la dirección y buscan todos los días el crecimiento y perfeccionamiento, tanto de profesores como de futuros profesionales.

Por Belén Ceballos

Por primera vez en su historia, el Departamento de Minas de la Facultad de Ingeniería es liderado por mujeres. Ellas son Mónica Ramírez, ingeniera en Minas, y Andrea Díaz, ingeniera Química. Si bien reconocen un desafío grande, ya que deben repartir sus tareas entre la docencia, investigación y la parte administrativa, ambas coinciden en que lo disfrutan mucho.

Mónica comentó que siempre le llamaron la atención las actividades en las que tuviera contacto con la naturaleza, por lo tanto, tuvo que decidir entre Geología e Ingeniería en Minas. Eligió la segunda porque descubrió que, a través del uso de tecnología, podía trabajar y aprovechar los recursos minerales. Fue la segunda egresada en la provincia y la tercera en el país.

Tanto Mónica como Andrea se dedican a la docencia e investigación. Para Andrea ser docente es muy gratificante, ella da clases en primer año y tiene el desafío de ayudar a los alumnos para que no abandonen la carrera. Además, le resulta muy importante poder mostrar lo que se hace en la UNSJ y la vinculación con la sociedad, ya que muchas veces se cree que en la universidad solo se toman clases.

Por otra parte, las tareas que realizan todos los días requieren de mucha constancia, empiezan temprano y terminan muy tarde. Las dos reparten sus horarios entre docencia, investigación y el trabajo administrativo. Mónica es el “cerebro” del Departamento, ya que se encarga de armar proyectos y concretar ideas que surgen. En cambio, Andrea está abocada a trabajar con los alumnos. Ambas coinciden en que al trabajar de esta manera se organizan mejor y atienden todas las necesidades que aparecen.

Un dato que resaltaron es que en este último tiempo casi el 50% de la matrícula de la carrera son mujeres, eso significa que ya no es excluyente, los trabajos están repartidos entre hombres y mujeres, sin ningún tipo de diferenciación y no hay problemas para que las chicas realicen prácticas en distintas minas de la República Argentina.

Por último, ambas coincidieron en que para lograr una educación de calidad es necesario contar con docencia, investigación y gestión de calidad, por lo tanto, se esfuerzan día a día para alcanzar ese objetivo que es el que marcó su camino desde que asumieron este gran desafío al frente del Departamento de Minas.

 

Esta entrevista puede verse en el canal Xama, por YouTube: https://www.youtube.com/watch?v=95Mz4tKJAok