Una ayuda inédita para pacientes con ACV

En la Universidad Nacional de San Juan un equipo de investigación montará un laboratorio de Neurorehabilitación en el Hospital Guillermo Rawson, cuyo objetivo será favorecer la recuperación de pacientes con la ayuda de tecnologías específicas, que hayan sufrido un accidente cerebro-vascular.

Por Belén Ceballos

Sala de interfaces de accesibilidad a computadoras personales, en la foto se muestra un mouse que puede ser utilizado con el movimiento de la cabeza del paciente.

Desde hace más de una década, un grupo de investigadores del Gabinete de Tecnología Médica (GATEME) trabaja en una línea de tecnología médica que ayude a las personas que sufrieron un accidente cerebro-vascular (ACV), a recuperar las funciones perdidas. Una parte muy importante de estos tratamientos es la rehabilitación, definida como la identificación de los problemas y las necesidades de una persona, la relación de los problemas con los factores pertinentes de la persona y el ambiente, la definición de los objetivos de rehabilitación, la planificación y aplicación de estas medidas y la evaluación de sus efectos. De esta depende, muchas veces, adquirir mayores destrezas para desempeñarse en las actividades de su vida diaria y poder obtener una mayor independencia. Por lo tanto son necesarias Terapias de Neuro-rehabilitación para la reintegración en la sociedad. Esto se  logra mediante acciones específicas para recuperar o reemplazar las estructuras o funciones deterioradas o inexistentes, a través de la atención médica, la reeducación de dicho individuo y de la adaptación de elementos compensatorios que le permiten realizar actividades de la vida diaria.

Aunque una gran parte de las habilidades funcionales pueden recuperarse después de un ACV, es un proceso continuo y depende de la rehabilitación dinámica, que debe corregir cualquier comportamiento no deseado de movimiento con el fin de alcanzar los objetivos propuestos. Las personas que sufren un ACV, en la etapa aguda de tratamiento requieren de una fase de rehabilitación bien planificada para lograr los mejores resultados posibles.

En la actualidad, es tendencia en varios países que esta planificación se realice entre un grupo interdisciplinario del que participan médicos, fisioterapeutas, fonoaudiólogos, terapistas ocupacionales, psicólogos, entre otros, quienes luego de un exhaustivo análisis inicial comienzan el proceso de rehabilitación.

Imagen1

Sala de interfaces de accesibilidad a computadoras personales, en la foto se muestra un mouse que puede ser utilizado con el movimiento de la cabeza del paciente

Transferencia del proyecto

En este proyecto se propone la creación de un Centro y Laboratorio de Investigación y Neuro Rehabilitación (CyLNR) en el ámbito del Hospital público de San Juan, Dr. Guillermo Rawson, que será equipado con tecnología específica diseñada por el Gabinete de Tecnología Médica de la Facultad de Ingeniería, de la Universidad Nacional de San Juan.

Los destinatarios serán los pacientes en la etapa inicial de recuperación, luego de un ACV, como en forma ambulatoria una vez que se les otorgue el alta médica. Ellos recibirán atención multidisciplinaria de médicos, kinesiólogos, neuropsicólogas y bioingenieros especializados en el uso de los elementos de rehabilitación y asistencia. Mediante el uso de estas tecnologías se espera intervenir en el proceso de recuperación de los pacientes con terapias basadas en evaluaciones cuantitativas y seguimiento preciso de las tareas de rehabilitación, especialmente las relacionadas con el miembro superior. Se utilizarán estas tecnologías para realizar estudios sistemáticos de los procesos de recuperación luego del ACV, con el fin de interpretar los mecanismos fisiológicos subyacentes. Además, se apoyará el desempeño posterior del individuo con dispositivos de asistencia, a fin de facilitar su desenvolvimiento en actividades cotidianas.

Laboratorio

En este proyecto se aborda el problema de la recuperación de funcionalidades del paciente, especialmente las de miembro superior y las relacionadas con la independencia y desempeño cotidiano. Se propone el desarrollo de tecnologías de diagnóstico, evaluación y rehabilitación con el fin de comprender con mayor profundidad el mecanismo de recuperación de las funciones motoras, evaluar cuantitativamente su desempeño y evolución, y planificar estrategias de rehabilitación basadas en evidencias. Además, se favorecerá la recuperación integral del paciente con dispositivos de comunicación y control del entorno, a fin de facilitar su desenvolvimiento en actividades cotidianas.

Imagen4

Sala domotizada, es decir equipada con tecnologías para que el paciente pueda desenvolverse en el espacio a medida que va recuperándose, y fue diseñada en conjunto con la Facultad Regional de San Nicolás, de la Universidad Tecnológica Nacional.

Puesta en marcha

El equipo de trabajo encargado de montar este laboratorio está conformado por la Directora, Dra. Bioingeniera Natalia López, Dr. Ricardo Berjano; Dra. Bioingeniera  Elisa Pérez, Dr. Pablo Barceló; Dr. Mario Plana; Lic. Valeria Rizo; Lic. Antonella Manni; Dr. Daniel Lucato; Dr. Juan Carlos Giugni; Dra. Julieta Quiroga; Dr. Facundo Ortiz; Dr. Eric Valdez; Dr. Martín Sassul; Bioing. Emanuel Tello; Ing. Luis Romero; Bioingeniero Andrés Valdez y Lic. Cristian Abelín.

Este proyecto tiene como objetivo que el año próximo el laboratorio esté equipado para poder empezar a calibrar y probar las máquinas. “Sería muy importante para nosotros poner al servicio de la comunidad todo lo que día a día diseñamos y construimos en pos de mejorar su calidad de vida”, concluyó Natalia López, directora del proyecto.

 

Imagen de portada: Fuente internet, Alena Hovorkova – Shutterstock