Del barro venimos y con él construimos…

La Universidad Nacional de San Juan junto a tres universidades son las únicas en el país que tienen cátedras sobre la construcción con adobes. Tiene como objetivo dar respuesta a la falta de normativa existente en la provincia respecto de este tipo material.

Por Belén Ceballos

La construcción con tierra es utilizada desde la Antigüedad, de hecho las primeras casas fueron edificadas con tierra cruda. Se puede disponer de ella fácilmente, como material de construcción, ya que se encuentra en cualquier lugar y sus ventajas son múltiples. Si bien fueron las viviendas más primitivas las que se realizaron con tierra cruda, estas técnicas no son algo del pasado: hoy en día, de un tercio a la mitad de la población mundial vive en casas de tierra. En los lugares en que es tradicional se mantiene, y en algunos países desarrollados, se continúan realizando experiencias e investigando sobre sus aplicaciones, incluso a nivel de construcción plurifamiliar o prefabricada.

En San Juan la gente también construye con adobe aunque ese tipo de construcción no está supervisado mediante una normativa vigente. Desde el Instituto Regional de Planeamiento y Hábitat, perteneciente a la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño, se planteó que como la gente sigue construyendo con estos materiales, incorporar a la carrera una cátedra en la que se capacite a los profesionales en la construcción con este material.

Es así como nace la cátedra “Construcción con tierra”, una asignatura electiva que forma parte de la carrera de Arquitectura y Urbanismo, cuyo fin es dar respuesta a la necesidad de los alumnos de conocer una de las construcciones más popularizadas en la provincia.

Iglesia-CASA DE BARROEl arquitecto Arturo Pereyra, coordinador de esa cátedra, comentó que era muy importante que el profesional arquitecto se formara en esta disciplina, ya que hoy en día son pocas las universidades del país que tienen este tipo de asignatura. En este momento, solo hay cuatro y la Universidad Nacional de San Juan es una de ellas. Este dato es muy relevante porque en esta provincia la construcción con adobe en las zonas rurales es casi del 80%. Por lo tanto, es de suma importancia que los alumnos de la carrera tengan conocimientos y dominen este material. Además, los edificios antiguos son todos de adobe y para restaurarlos hay que conocer el material. Pereyra explicó que la cátedra nació para capacitar a los arquitectos en la restauración de edificios patrimoniales, en la consolidación de aquellos edificios que tienen un deterioro propio del tiempo y en la construcción de nuevos edificios que respondan a los reglamentos de las normas sismorresistentes, y que apunten hacia la calidad que necesita una vivienda, en cuanto a salubridad y seguridad.

Actualmente, el Código de Construcción de San Juan no contempla una normativa de construcción con tierra. Sin embargo, en otras provincias de Argentina y algunos países de Latinoamérica lo tienen reglamentado. En San Juan, ese código se maneja desde la Dirección de Planeamiento y es la única entidad que controla y regula la construcción en la provincia. No existe otra reglamentación, es por eso que desde hace algunos años, esta cátedra trabaja para hacer aportes que permitan modificarla porque consideran necesario que en algún momento haya algún tipo de aprobación para la construcción con tierra.

En los departamentos alejados es donde predomina este tipo de construcción. El arquitecto Pereyra explicó que esas zonas son de menor rigurosidad sísmica, por lo tanto, que se use este material para construir no es peligroso. Ahora bien, lo preocupante es que la gente siga construyendo y nadie lo controle. Lo cual lleva a no saber qué calidad tienen las construcciones, concluyó Pereyra.

Con respecto a la respuesta por parte de los alumnos, Pereyra contó que ellos querían tener una cátedra con estas características porque saben que esta profesión les demandará realizar alguna intervención sobre construcciones de tierra o responder a algún cliente. El trabajo final de la materia es hacer una construcción de adobe con todas las características y cuidados que debe tener este tipo de edificación. Para ello, recurren a normativas internacionales, ya que en la provincia no las hay.