“La Constitución del 86 es claramente neoliberal y su deuda es con la justicia social”

Hugo Giuliani, ex docente e investigador universitario, reflexiona sobre su tarea como convencional constituyente.

Por Susana Roldán – publicado en www.unsj.edu.ar

Hoy 23 de abril se cumplen 30 años de la aprobación de la Constitución Provincial de 1986, la primera en reformarse en el país luego de la vuelta de la democracia. A tres décadas de aquel hecho histórico, uno de los integrantes de aquella Convención Constituyente, el ex docente e investigador de la UNSJ, Hugo Giuliani, reflexiona sobre las características de la Carta Magna Provincial y las circunstancias en que se produjo su reforma.
“La constitución del 86 es de características neoliberales. No avanzó mucho, pero ayudó a resolver los problemas que existían y que eran de mayor responsabilidad para una ley de este tipo. Hay problemas formales que están resueltos, yo lo dejé expresamente claro en un libro que escribí luego: esta constitución dejaba un vacío muy grande en los problemas sociales y sobre todo económicos. La constitución que sancionamos en 1986 fue a tono con la Argentina, que venía siendo liberal en sus orígenes. Veníamos saliendo de la dictadura militar y estaba Alfonsín en el gobierno y nosotros estábamos en minoría. Nuestro referente era Eduardo Leonardelli, un profesor y constitucionalista que era quien llevaba nuestra representación en las ideas”, afirma Giuliani, que es Ingeniero en Construcciones pero que dedicó gran parte de su vida al estudio de la Economía.
Junto a Margarita Ferrá de Bartol, Eduardo Leonardelli, Jorge Rivera Prudencio, Faustino Moncunill  y Pablo Ramella, el ingeniero Giuliani conformó el grupo de convencionales del FREJULI (Frente Justicialista de Liberación) que participó en la reforma de 1986. Afirma que la constitución provincial “se actualizó, dentro de su contexto liberal. Por ejemplo en lo que hace al período de los mandatos. Todas las constituciones liberales y neoliberales son lo mismo, la diferencia es que ahora a la ortodoxia liberal se sumó la corrupción. Nos tocó pelear mucho con los radicales. Se discutía normalmente, los peronistas éramos minoría y no ejercíamos demasiada presión porque el contexto nacional era hostil. El boquismo coincidió más con el radicalismo que con nosotros”.
Giuliani asegura que desde el FREJULI “proponíamos muchas cosas de la constitución peronista del 49, sobre todo en el campo económico y social. Habría que actualizarla, proponer cosas de la constitución del 49, sobre todo en lo que respecta a distribución del ingresos, que es sumamente desigual e injusta. Un artículo que prohíba el monopolio, porque los monopolios concentran la riqueza y no la distribuyen”. //