Histórica titularización de docentes preuniversitarios

Son cerca de 300 de los tres institutos. Desde 1994 no había un proceso masivo de estas características.

Por Susana Roldán

En diálogo con el secretario académico de la UNSJ, Marcelo Bellini, informó que están en proceso de titularización cerca de trescientos docentes de los institutos preuniversitarios (IPU), pertenecientes a los tres colegios secundarios de la UNSJ. “Esto quiere decir que todos aquellos docentes de los IPU que revistan con carácter de interinos y que cumplen con ciertos requisitos de antigüedad y control de gestión, son designados en forma efectiva hasta su jubilación. El hecho de tener carácter titular en un IPU equivale a la condición de un docente efectivo en una facultad, es decir que no tiene que estar pendiente de su redesignación todos los años sino que se lo redesigna hasta su jubilación”, expresó Bellini.
El titular de la Secretaría Académica agregó que este hecho es bastante singular en la UNSJ. Dijo que “hubo una titularización masiva en el año 1994 y a partir de 2013, a través de un acuerdo paritario, se inició este proceso que ha seguido avanzando”. Bellini reconoció que al inicio de su instrumentación existieron algunos inconvenientes con el proceso. “Ya se superaron los problemas que se dieron al principio en cuanto a su instrumentación y esto fue porque en algunos casos no entendíamos bien la letra del reglamento, pero superadas esas instancias ahora ya está el mecanismo muy aceitado. Es por eso que ahora son cercanos a los 300 docentes los que están en condiciones de ser titularizados y algunos ya lo han sido. Considerando que hay una planta de alrededor de 500 docentes entre cargos y horas cátedras entre los tres colegios, esta titularización es bastante importante”, dijo el secretario académico.
Los requisitos que se les exigen a los docentes son tres años de antigüedad y poseer al menos un control de gestión aprobado. Respecto de este último punto, Bellini explicó que “hay una comisión interna en cada escuela, constituida por el regente docente, por el jefe de departamento y docentes afines al área de conocimiento del profesor a titularizar, que en base a una planilla y a un valorador, determinan un cierto porcentaje de cumplimiento de todas sus obligaciones académicas más la forma de dictar las clases, la forma de evaluar, la opinión de los alumnos en cuanto al proceso de enseñanza aprendizaje. Se hace una sumatoria y tiene que dar un mínimo para que el control sea satisfactorio”.
En otro orden, Marcelo Bellini señaló que el control de gestión de los docentes del nivel universitario está suspendido “hasta tanto se apruebe el régimen de carrera docente, que es uno de los tantos temas pendientes de discusión en paritaria. Está en la agenda, porque estamos analizando el convenio colectivo, pero todavía no llegamos a ese punto y seguramente va a quedar para el año próximo”. //