Esas acciones realizadas por arriba de la legalidad

Silvina Granero, directora de Apoyo a Iniciativas y Prácticas Socialmente Responsables, del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, habló en la UNSJ sobre esa temática. Resaltó la decisión de esta Universidad de trabajar en Responsabilidad Social Universitaria.

Por Fabián Rojas

En 2003 empezaron a surgir cambios de paradigmas en políticas sociales en Argentina. Así, el área de Responsabilidad Social (RS) hoy existe en el Estado Nacional, por lo que se convirtió en política pública. De esta manera, en tiempos actuales aparecen nuevas miradas acerca de las acciones de las organizaciones (empresarias, universitarias, sociales). “Responsabilidad social es todo lo que está sobre el piso de la legalidad. Que un empresario tenga a sus trabajadores en blanco, no es responsabilidad social sino cumplimiento de la legalidad”, definió Silvina Granero, directora de Apoyo a Iniciativas y Prácticas Socialmente Responsables, del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, en una jornada teórico – práctica brindada en el Edificio Central de la UNSJ.
Granero dijo que desde el Estado las políticas sociales son abordadas desde dos enfoques: la familia y el trabajo. La RS se involucra en la familia porque ella es la primera organización de la que forman parte los seres humanos. Y tiene que ver con el trabajo porque que la RS esté incluida en todas las organizaciones en las cuales las personas se realizan trabajando, es fundamental.

Realidades locales

La profesional sostuvo que la RS es una manera de gestionar. Así, lleva consigo siempre la ética, el compromiso y la transparencia. “Las normativas internacionales de responsabilidad social hablan siempre de las dimensiones económica, social y ambiental. Para nosotros el enfoque multidimensional y el desarrollo local son fundamentales”, refirió Granero, y remarcó que por ello es tan importante que la universidad, como organización, y los municipios, se involucren en esta temática. “En esas organizaciones trabajamos fuerte porque son las que tienen la visión de las realidades locales. A ustedes no les sirve que yo venga de Buenos Aires a decirles por dónde empezar a trabajar. Sí les sirve pensarse como sociedad sanjuanina, pensar qué actores deberían estar en esa mesa de discusión para definir cuáles son los diez problemas principales y elegir tres que sean realizables”, graficó.

Gestionar responsabilidad social

La funcionaria explicó que las sociedades contemporáneas hoy se hallan en la etapa de gestión de la RS. Según indicó, su origen está en la filantropía. Luego, con la burguesía y la Ilustración, se convirtió en una inversión social, y las organizaciones realizaban acciones beneficiarias para la comunidad. Posteriormente fue el tiempo de la inversión social estratégica, porque el hombre burgués se dio cuenta de que esas inversiones repercutían en su negocio. “Hoy hablamos de la gestión de la responsabilidad social porque buscamos que las organizaciones se hagan cargo del impacto que generan. Ahora interesa que las acciones sean estratégicas y orientadas a remediar el impacto. Todos generamos impactos, cada actividad del hombre lo genera, incluso las más amigables con el ambiente. Ser conscientes de que generamos impacto ya es un progreso”, reflexionó.

“No sucede en todas las universidades”

Silvina Granero puntualizó algunos conceptos más sobre RS. Por ejemplo, señaló que avanzar en el marco de ella es elegir algunos indicadores e ir revisándolos semestral o anualmente. “Muchos balances sociales están llenos de indicadores de impactos que después nadie los lee en la organización –precisó-, hay que ir viéndolos para establecer qué modo se generan acciones que mejoren esos impactos”. Además, dedicó una observación a la iniciativa de la Universidad Nacional de San Juan respecto de Responsabilidad Social Universitaria (ver RSU, un trabajo colectivo). “Quiero agradecer al Rector y a la Vicerrectora de esta Universidad por esta visión de responsabilidad social universitaria. No sucede en todas las universidades esto de que voluntariamente quieran institucionalizar la temática”, expresó.